3132148595 info@ladoinsa.co

Lavado de pisos

La mejor forma de crear un ambiente higiénico, acogedor y agradable estéticamente es a partir del apropiado lavado de pisos, el cual consiste en la remoción física de la suciedad y la destrucción de microorganismos por medios químicos o mecánicos que permiten minimizar los malos olores y recuperar el aspecto limpio, fresco y luminoso del interior.

Cada habitación presenta superficies diferentes y condiciones ambientales particulares, por lo cual precisan de métodos y productos de limpieza especiales para cada caso. Por tal motivo, para obtener resultados perfectos brindaremos información sobre algunos de los métodos y productos empleados en el lavado de pisos

Lavado de pisos en cerámica

Los pisos de cerámica son particularmente frecuentes en la cocina, el baño y los patios. Algunas recomendaciones para limpiar y desinfectar este tipo de pisos son:

  1. Barra el piso con una escoba o aspire el polvo, sobre todo presta atención en las juntas, donde suele acumularse mucha suciedad.
  2. Hierva agua caliente y deposítela en un balde. 
  3.  Añada detergente para cerámica o vinagre.
  4. Humedezca en la solución un trapo y friegue toda la superficie. No utilice ningún elemento abrasivo, ya que pueden rayar la cerámica.
  5. Para las juntas puede utilizar detergentes especiales para estas áreas durante 15 minutos y posteriormente retirar con un cepillo de dientes en desuso.
  6. Para finalizar retire la solución con un trapo con agua limpia y utilice un trapo seco para dar un mayor brillo.

Lavado de pisos laminados

El piso laminado es tendencia en diseño de interiores especialmente por su similitud a la madera, economía y fácil limpieza. No obstante, es un piso bastante delicado que requiere ciertos cuidados para evitar la pérdida de brillo y vitalidad. Algunas recomendaciones consisten en: 

  1. Para remover el polvo utilice una escoba de cerdas suaves o aspiradora. El piso laminado es muy vulnerable ante la humedad y los rayones, por lo tanto, se recomienda realizar limpieza diariamente. 
  2. Ante derrames, limpie inmediatamente. Los pisos laminados son especialmente susceptibles a la humedad, ya que puede deteriorar la capa protectora y favorecer el despliegue de las láminas.
  3. El lavado con agua caliente es uno de los métodos más recomendados cuando no hay acceso a productos especiales para pisos laminados, ya que no deteriora la capa protectora de la lámina. Durante su aplicación, debe humedecer ligeramente el trapero en agua y frotar la superficie desde el centro hacia los extremos y deja secar correctamente. 
  4. El vinagre por sí solo, puede ser abrasivo y deteriorar el piso laminado, no obstante, puede ser empleado mezclado en agua en un atomizador. 
  5. Para manchas de zapatos en el piso laminado es recomendable utilizar goma de borrador. En caso de manchas de vino o tinta puede emplearse agua oxigenada mezclada con jabón o un pañuelo con quitaesmalte. 

Lavado de pisos en mármol 

El piso en mármol además de ser elegante y sofisticado es vulnerable ante los rayones y las manchas. En este tipo de pisos es recomendable emplear cera como método protector  y evitar el contacto con otras superficies. Algunas recomendaciones adicionales para el lavado adecuado del mármol son: 

  1. Retire el polvo y suciedad con un trapo suave humedecido en agua tibia por toda la superficie de mármol. 
  2. Prepare una solución de jabón neutro líquido con agua tibia.
  3. Humedezca un trapo o paño suave y frote con él la superficies de mármol. 
  4. Finalmente se recomienda secar con un paño o un trapo seco para evitar la aparición de manchas. 
  5. Para restaurar la apariencia de mármol blanco, puede utilizar una mezcla de agua con zumo de limón o detergentes específicos para este tipo de mármol. En caso de tener marmol oscuro utiliza una mezcla de agua, vinagre blanco y jabón para vajillas.

Lavado de pisos terracota o porcelana 

Los pisos de porcelana son instalados frecuentemente en baños y cocinas. Una de las principales características es la vulnerabilidad ante las manchas, por lo tanto, deben emplearse técnicas adecuadas para prevenir su deterioro. La guía general de limpieza de piso de porcelana consiste en: 

  1. Retire el polvo y rastros de suciedad con una escoba de cerdas suaves o aspiradora. 
  2. Utilice agua tibia y jabones naturales a base de aceites diluidos en agua. 
  3. Humedezca un paño o trapo en la solución y limpia toda la superficie. 
  4. Debe secarlo con un trapo limpio. 
  5. Aplique barniz protector. 
  6. En caso que desee agregar brillo, puede aplicar un poco de aceite de linaza. 

Si deseas obtener mayor información sobre los productos y técnicas empleadas en los lavados de pisos, recomendaciones y consejos para una adecuada limpieza del hogar y oficina, te invitamos a que ingreses a nuestra página web: www.ladoinsa.com.

Share This
Whatsapp-ladoinsa